Consejos para simplificar tu mudanza

Ante todo debemos entender que una mudanza es, además de lo obvio, una buena ocasión para deshacernos de lo que no ya no necesitamos o no nos sirve. Si encontramos algo muy deteriorado podríamos desecharlo o, caso contrario, donarlo a alguien que pueda darle más utilidad. Muchas veces tenemos elementos que no vamos a necesitar por determinado tiempo o que, por algún motivo, no queremos deshacernos. Una buena alternativa para ahorrar espacio en nuestro nuevo hogar es depositarlo en nuestro GUARDAMUEBLES.
Para llevar a cabo una mudanza organizada se debe comenzar con anticipación. Primero empacaremos lo que menos utilicemos y por último lo que usemos cotidianamente. Podemos empezar por la vajilla para reuniones, adornos navideños, ropa fuera de temporada, libros de poco uso, etc. Es importante trabajar por ambiente y no mezclar elementos de varias áreas en una misma caja. Cada ambiente tendrá sus cajas rotuladas y contendrán elementos pertenecientes sólo a dicho lugar. Una vez que lleguemos al nuevo destino será más sencillo reacomodar nuestras pertenencias.
Si decide no contratar un Servicio de Embalaje y lo va a hacer usted mismo, es importante contar con los materiales necesarios para no interrumpir la actividad una vez comenzada. En Aba Mudanzas podemos proveerle el Material Descartable.
Una buena forma de facilitar la organización de la mudanza es rotulando cada caja. Pero antes debemos asignarle una letra a cada habitación o ambiente. Supongamos que la cocina es “C”, entonces las correspondientes a este ambiente serán rotuladas como “C1”, “C2”, “C3”, etc. Una vez rotulada cada una anotaremos en una planilla su contenido. Es importante que cada caja esté rotulada en todos sus lados para que sea visible desde cualquier ángulo cuando la estemos buscando. Podemos también poner carteles en las puertas del nuevo lugar para facilitar su ubicación y facilitar la tarea de la empresa que provea el Servicio de Mudanzas. Cuando se hayan retirado tendrás todas tus cajas en el área que corresponde.
Primero los muebles. Una vez trasladado el camión es útil solicitar a tu empresa de mudanzas que coloque primero los muebles más grandes en su lugar definitivo y luego las cajas. De esta manera evitamos tener que moverlos luego y, además, liberamos espacio para las cajas y nuestra circulación para ordenarlas.
Es aconsejable tener a mano un pequeño equipo de herramientas por si recordamos a último momento desconectar o quitar algún elemento antes de dejar la casa. Una vez que las herramientas estén embaladas de poco te servirán cuando estés en apuros.
Elementos cotidianos de higiene, una o dos mudas de ropa, sábanas y frazadas y algo de comida deben ir en una caja que esté debidamente rotulada y siempre a nuestro alcance. No podemos perderla de vista ya que es como nuestro “Kit de supervivencia” durante la mudanza.
En caso de tener niños pequeños, es mejor dejar que alguien se encargue de ellos durante la mudanza. No sólo pueden entorpecer nuestra actividad sino, peor aún, puede ser muy peligroso. Simplemente organiza una muda de ropa para cada uno, algún juguete y su comida preferida en lo posible. Es mejor llevar los niños al nuevo hogar una vez se encuentre un poco más ordenado y limpio que al momento de la mudanza.
Una vez que ya estemos mudados empezaremos a desembalar los elementos más necesarios de las áreas principales. Así vamos abriendo cada caja y ordenando su contenido en su lugar definitivo. Para esto podemos estudiar previamente los lugares y decidir dónde irá cada cosa y evitar, de esta manera, tener que acomodarla dos veces. Destinaremos un recipiente para ir colocando el material sobrante como papel de diario y cajas.
Mudanza de la ropa. Mayormente cuando hablamos de mudanzas dentro de la misma ciudad muchos prefieren llevarla por su cuenta. En ese caso aconsejamos realizarlo el día previo a la mudanza y sin quitar las prendas de las perchas. De esta manera ya estarán listas para colgar en el nuevo destino. Se pueden trasladar tranquilamente sobre una superficie plana como el asiento trasera de nuestro vehículo para evitar que se arruguen demasiado. En Aba Mudanzas contamos con le experiencia y elementos necesarios para trasladar la ropa de manera segura.
Si no tenemos demasiado espacio para movernos podemos primero acomodar los libros ya que ocupan mucho espacio y resultan muy fáciles de acomodar.
No olvidemos tomarnos un pequeño descanso para celebrar el estreno de nuestro nuevo hogar y disfrutar esta nueva etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *